Café mañanero

El agua que yo más tomo
tiene color, tiene alma,
olor a mañana fresca,
sabor a tierra montana.

El agua que me da vida,
también en la madrugada
me abre los ojos al día
cuando su aroma me llama.

"¿Cómo lo quieres?", pregunta
mi madre, junto a la greca.
"Negro como yo, bien fuerte,
caliente y con mucho azúcar".
Es el café mañanero
el agua que más me gusta.

Cristino Alberto Gómez Luciano
Viernes 27 de abril del 2007