Ir al contenido principal

La nueva dedocracia dominicana

Por Cristino Alberto Gómez
18 de febrero de 2010
     No soy amigo de emitir juicios de valor; mucho menos si son infundados. Amigo soy, inseparable, del saber, y es el creciente deseo de encontrarme con nuevos conocimientos una fuerza que ha sabido moverme de manera impresionante. Soy refugio de una mente que pregunta y me invita a cuestionar más allá de las presunciones.

     Me pregunto, brevemente, si es correcto llamar "democracia" el sistema político y administrativo de mi querido país. Sé que en la práctica admite votos negociables desde las comunidades hasta el Congreso, sistemas de seguridad tan permisivos que resultan ciegos ante las atrocidades de almas adiestradas para apagar vidas en vez de hacer respetar las leyes, entrenadas y designadas para negociar en lugar de asumir una responsabilidad patriótica. Me pregunto, sin deseo de auto-respuesta, ansioso de leer lo que opinan quienes conocen las leyes mejor que yo, quienes conocen la esencia de la democracia y sus virtudes, cómo podemos llamar a este fenómeno que describo y cuáles otras naciones lo comparten. Hasta el momento de saber sus dimensiones lo consideraré muy nuestro.


     He estado atento al tema de reservaciones de candidaturas por la "alta dirección" de los partidos. En mis conversaciones con amigos he defendido como idea que, si bien esas organizaciones tienen sus particularidades y reglamentos, deben considerar las implicaciones de ese tipo de medidas. En el presente período electoral, no sólo se ha reservado un cuantioso número de candidaturas, sino que se ha esperado estar a tres meses de las elecciones para empezar dando a conocer las decisiones. Hasta este momento, no sólo ha sucedido que los aspirantes a diferentes puestos han invertido su valioso tiempo y dedicación diseñando y promoviendo proyectos en los que confían como vía para generar las transformaciones sociales que idealizan y que sin embargo no tendrán siquiera la posibilidad real de ejecutar, sino también que los demás miembros y simpatizantes de los partidos se han visto en estado de inseguridad, confusión e incluso decepción y disgusto por ver frustrado el sueño en que su participación es importante como parte de una anhelada democracia, la cual resulta más difícil que si pudiera considerarse utópica.

     Me pregunto miles de veces lo mismo, y siento que cae parte de mi cabello buscando alguna contestación acertada. ¡Qué interesante es el proceso de aprendizaje: la placentera respuesta a cada pregunta es un conjunto de nuevas inquietudes!

     Busco el Diccionario de la Real Academia Española. Democracia: "Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado". Puede haber definiciones más elaboradas, y agradeceré ser bendecido con un poco más de conocimiento al respecto, pero interpreto por esta definición que en una democracia gobierna la voluntad del pueblo. No creo que sea este el caso de las actuales elecciones internas de los partidos políticos que conocemos. Esta opinión no implica de manera alguna que los partidos lo estén haciendo mal; no tengo la voluntad de realizar ese juicio, sino de iniciar un proceso de enriquecimiento conceptual. En lo que empiezo a no estar de acuerdo, ahora sí (contando con la citada definición), es en que se siga hablando de una democracia.

     A lo mejor no he sido capaz de percibir apropiadamente los sonidos y las letras, mientras éstos han querido hablar de una dedocracia que puede estarse confundiendo con la referida democracia. "Total, pensarán, es sólo una letra". Pero les cuento que son dos conceptos muy distintos. Busquemos nuevamente el RAE. Dedocracia: "Práctica de nombrar personas a dedo, abusando de autoridad". ¿No ajusta mejor este modelo a lo que estamos viviendo con las elecciones internas? Nuevamente me reconozco ansioso de profundizar en el tema, y mientras tanto les comento que lo creo así. Los amantes del saber y de la política experimentamos hoy el novedoso y completo laboratorio para comprobar la existencia de un interesante modelo político: la nueva dedocracia dominicana.
- - - - -
*El autor es Estudiante de Maestría en Socioeconomía Ambiental

Entradas más populares de este blog

Contaminación Ambiental

I.Calidad ambiental y contaminación Se conoce como calidad ambiental el estado de un ecosistema, a escala local, regional o global, en el cual la generación de desechos y el aprovechamiento de recursos no superan la capacidad natural de reciclarlos y regenerarlos, respectivamente. Un ecosistema en estas condiciones se considera en equilibrio y puede sostenerse a través de los años. Cuando el aprovechamiento de los recursos supera la capacidad natural de regeneración se produce un desbalance que puede resultar en su agotamiento. Podemos entender esta dinámica si imaginamos una cubeta a la cual se le agrega agua por una parte y por otra se le extrae. Si por cada vez se le agregan dos litros y se le extrae uno, llegará un momento cuando se produzca un excedente y la cubeta rebose. Sin embargo, si en vez de esto se le agrega un litro y se extraen dos cada vez, llegará un momento  cuando la cubeta quede vacía y no pueda volver a llenarse. La Contaminación Ambiental - Cristino Alberto Gómez…

Yo te amo desde aquí

Si el timón de aqueste tiempo
no me quiere junto a ti,
te murmuraré en silencio:
yo te amo desde aquí.

No querré tocar tu pelo
—¡y mirarte ni decir!—
ante el aire envuelto en celos.
Yo te amo desde aquí.

Si es rencor lo que motiva
la mirada que te di,
como el beso ya prohibida,
yo te amo desde aquí.

Ya soñé que te abrazaba
y mis brazos ya perdí.
Si era rudo si adoraba,
yo te amo desde aquí.

Si es pesado que tu mano
yo tomara cuando a mí
te lanzabas y era humano,
yo te amo desde aquí.

Que imagine tu calor
—¿quién sabía que era así?—
me hace reo de tu amor.
Yo te amo desde aquí.

Si hasta el verso es condenable
y las notas que escribí
bastan para ser culpable,
yo te amo desde aquí.

No me pidas que me acerque
ni siquiera a sonreír.
Si será pecado verte,
yo te amo desde aquí.

Cristino Alberto Gómez
29 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

A mi pesar

Yo te amo al gran pesar
de saber que no sabrás
y en mi pecho habitarás
silenciosa, a mi pesar.

Yo te amo sin dudar
que jamás te contaré
las mañanas que soñé
con tu risa al despertar.

Yo te amo a reventar
cuando sé que estás aquí
cuanto más allá y así
te persigo, a mi pesar.

Cristino Alberto Gómez
15 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Revisión de literatura en 3 partes

Existen diversos enfoques y acercamientos para abordar el Capítulo II de un trabajo de investigación para la universidad. En el presente texto tomo como punto de partida el formato para la elaboración de anteproyectos del centro de estudios donde enseño, a fin de facilitar su comprensión tanto para estudiantes de esta institución como para aquellos de otras universidades e investigadores en general. 
Abordaremos la revisión de literatura en tres partes que permitirán comprender el tema, sus fundamentos teóricos y conceptuales, las circunstancias en las cuales ocurre el problema y los esfuerzos previos para solucionarlo. Estas son: marco contextual, antecedentes y marco conceptual.
Marco contextual El marco contextual tiene como finalidad principal delimitar el tema en cuanto a las circunstancias de tiempo y espacio. Es decir, en esta sección se espera una descripción del lugar donde ocurre el problema, el entorno biofísico y socioeconómico, según aplique, así como el estado de desarro…

Muy confiado

En la acera de enfrente, estoy listo para entrar a casa al regreso de una extensa jornada. Tres hombres conversan y uno de ellos lleva una bebé sobre su hombro. Una vez nos presentamos como vecinos, me comenta: "Anoche me quedé mirándolo desde mi casa. Usted es muy confiado; llega y de una vez se baja del vehículo". "Y... ¿es tan peligroso?", pregunto titubeante. El vecino dirige su índice hacia la esquina del estacionamiento, junto a un poste de luz que soporta un tanque azul. "Ahí mismo me pegaron un tiro". Me encuentro sin palabras. Él continúa, ahora acercándose y cambiando la bebé al otro hombro para mostrarme la sien izquierda. "Me entró por ahí, y mire por dónde me salió. Yo estuve interno por 10 días". "Gracias a Dios que quedó vivo", comento, sopesando el valor de mis palabras ante el silencio. "Yo perdí ese oído". Lo miro, confundido entre el coraje, el pesar y la indignación. Nos reiteramos los nombres y agrega a …

Vacías las alforjas

Quiero
cambiar por voluntad las esperanzas,
dejar para el final las remembranzas,
trillar con el rocío mi sendero.

Sueño
llegar al manantial con mis andanzas,
hablarte de un lugar mientras avanzas,
surgir de la tristeza, allí el empeño.

Llevo
vacías las alforjas; no me asusta
el arduo caminar. La marcha justa
conduce al corazón del mundo nuevo.

Cristino Alberto Gómez
12 de agosto de 2013
@CristinoAlberto

Yo no supe nacer

Regresar o caer,
ya no sé qué elegir;
reparar o perder,
remediar o morir.

Ya no sé del ayer;
ya no puedo decir
si estará la mujer,
si sabrá, si admitir

que jugué a renacer
anhelando surgir,
meristemo de un ser...
... ¡sensación de partir!

Contemplar sin creer
o palmar sin salir...
Yo no supe nacer;
¡qué sabré de vivir!

Cristino Alberto Gómez
10 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Mi triste guarida

Aunque no me perdones la vida,
cual tormenta que ignora moradas
y con ella mi triste guarida
que al andar calará con sus riadas;

Aunque digas que no lo merezco,
aunque quieras pensar que resisto...
aunque olvides el ay que padezco
si es que acaso imaginas que existo;

Porque supe vivir como vivo,
porque sé de tus ojos el brillo
cuando entregas el ramo de olivo
o si cierras por dentro el pestillo;

Porque habita una flor en tu pecho,
porque miles serán tus razones...
desde el suelo que encarna mi lecho,
te perdono que no me perdones.

Cristino Alberto Gómez
13 de agosto de 2017
@CristinoAlberto

Sustainable supply chain management: contributions of supplies markets

Cristino Alberto Gómez-Luciano; Félix Rafael Rondón Domínguez; Fernando González-Andrés; Beatriz Urbano López de Meneses Journal of Cleaner Production https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2018.02.233
The current sustainability concern is causing the food supply chain to extend their focus beyond traditional economic goals to the triple bottom line approach. This paper argues for the implementation of a glocal sustainable supply chain (GSSC) in developing countries. The literature has identified antecedents and drivers for the adoption of sustainable supply chain management. However, there is relatively little research on methodological and empirical approaches that take into account the dynamic nature of developing countries and bridge the existing global/local divide. To address this gap, this paper first reviews the theoretical foundation and literature as well as the link between the sustainability of the supply chain and glocalisation; second, the supply chain is analysed and its per…