Ir al contenido principal

Caballero pendiente



Quien conoce Caballero no acepta

que se convierta en huella de cemento.


Sólo dos veces me ha llevado el tiempo

por la subida angosta, cuya carretera

han resquebrajado los camiones y las aguas.


Ocupo el posterior asiento de la motocicleta,

cruzando los ríos cuyos caudales

aumentó la tormenta.

Noel dejó su huella;

nadie conoce a Olga.


En Comedero,

oh cielo!

el agua se ha metido al secadero

y de las nueve camas

que habíamos construido por dos meses

y que formaban la abonera

no queda más que arena.

¡Cuánto tiempo hace

que no sentía tanta pena!


Son inclemencias del tiempo,

compañero.

El río no pasaba de ese alambre.

Mire que hasta parcela tiene el dueño.

¡Caramba! Se le fueron las lechosas.


Recordé aquel hombre que solía

llegar sobre muletas cada tarde

para atender su ribereña propiedad

junto al tranquilo río

que en tantos años

nunca vio levantar sus aguas.

¡Qué despiadado el destino;

qué desdichados nosotros,

poblaciones de laboratorio,

objetos de la omnipotencia,

raciones divisibles

para alimentar hegemonías!


Subimos a la loma. Verdes campos

albergan el ganado, de camino,

y allá en la loma,

cada vez que subo, allá en la loma

fresca brisa con olor a chocolate,

centenarios bosques de Erythrina

cobijando cual cortina transparente

la Theobroma y debajo

el mundo de aquellos

que tienen un solo mundo.


"Me dicen el treinta treinta",

Se presenta y me sorprende

el que su cigarro prende

al decir que tiene ochenta.

"Y eso que perdí la cuenta

estando ya fuertecito".

Aquel famoso viejito

me causó gran impresión

y con la improvisación

me hizo acordar de abuelito.


Esperamos un café en casa de aquel hombre,

reliquia y tesoro de una historia tan reciente

que pertenece a las primeras horas

de este día y no un lejano

y olvidado ayer.


La motocicleta que me lleva

rinde más que el recuerdo

que vuelve de otros años.

En la sala de un colmado está el Brugal,

el dominó y una bachata de los noventa

y una chica anotando las jugadas

y un servidor contemplando su mirada

y un jugador más bulloso que los otros

y un compañero que tiene todo el día

para seguir barajando aquellas

viejas fichas de puntos olvidados.


Acaba de pasar la tormenta

y acaban de salvar su vida apenas

los habitantes de una vieja casa

cuyo piso en mitad cambió de sitio

e igual que la esperanza, con la tierra,

se fue por la cañada.


Yo pensaba en su noche,

yo pensaba.

Hoy recuerdo que entonces,

sí, pensaba:


Vale tanto el cacao en Caballero

como el árbol de pino en la frontera.

Quien conoce estos campos no los vende

aunque ofrezcan pagarle cuatro Tierras.

Quien adora Quisqueya no permite

que vendida su gente se le muera.


Cristino Alberto Gómez

2 de marzo de 2010

Entradas más populares de este blog

Contaminación Ambiental

I.Calidad ambiental y contaminación Se conoce como calidad ambiental el estado de un ecosistema, a escala local, regional o global, en el cual la generación de desechos y el aprovechamiento de recursos no superan la capacidad natural de reciclarlos y regenerarlos, respectivamente. Un ecosistema en estas condiciones se considera en equilibrio y puede sostenerse a través de los años. Cuando el aprovechamiento de los recursos supera la capacidad natural de regeneración se produce un desbalance que puede resultar en su agotamiento. Podemos entender esta dinámica si imaginamos una cubeta a la cual se le agrega agua por una parte y por otra se le extrae. Si por cada vez se le agregan dos litros y se le extrae uno, llegará un momento cuando se produzca un excedente y la cubeta rebose. Sin embargo, si en vez de esto se le agrega un litro y se extraen dos cada vez, llegará un momento  cuando la cubeta quede vacía y no pueda volver a llenarse. La Contaminación Ambiental - Cristino Alberto Gómez…

Yo te amo desde aquí

Si el timón de aqueste tiempo
no me quiere junto a ti,
te murmuraré en silencio:
yo te amo desde aquí.

No querré tocar tu pelo
—¡y mirarte ni decir!—
ante el aire envuelto en celos.
Yo te amo desde aquí.

Si es rencor lo que motiva
la mirada que te di,
como el beso ya prohibida,
yo te amo desde aquí.

Ya soñé que te abrazaba
y mis brazos ya perdí.
Si era rudo si adoraba,
yo te amo desde aquí.

Si es pesado que tu mano
yo tomara cuando a mí
te lanzabas y era humano,
yo te amo desde aquí.

Que imagine tu calor
—¿quién sabía que era así?—
me hace reo de tu amor.
Yo te amo desde aquí.

Si hasta el verso es condenable
y las notas que escribí
bastan para ser culpable,
yo te amo desde aquí.

No me pidas que me acerque
ni siquiera a sonreír.
Si será pecado verte,
yo te amo desde aquí.

Cristino Alberto Gómez
29 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Revisión de literatura en 3 partes

Existen diversos enfoques y acercamientos para abordar el Capítulo II de un trabajo de investigación para la universidad. En el presente texto tomo como punto de partida el formato para la elaboración de anteproyectos del centro de estudios donde enseño, a fin de facilitar su comprensión tanto para estudiantes de esta institución como para aquellos de otras universidades e investigadores en general. 
Abordaremos la revisión de literatura en tres partes que permitirán comprender el tema, sus fundamentos teóricos y conceptuales, las circunstancias en las cuales ocurre el problema y los esfuerzos previos para solucionarlo. Estas son: marco contextual, antecedentes y marco conceptual.
Marco contextual El marco contextual tiene como finalidad principal delimitar el tema en cuanto a las circunstancias de tiempo y espacio. Es decir, en esta sección se espera una descripción del lugar donde ocurre el problema, el entorno biofísico y socioeconómico, según aplique, así como el estado de desarro…

A mi pesar

Yo te amo al gran pesar
de saber que no sabrás
y en mi pecho habitarás
silenciosa, a mi pesar.

Yo te amo sin dudar
que jamás te contaré
las mañanas que soñé
con tu risa al despertar.

Yo te amo a reventar
cuando sé que estás aquí
cuanto más allá y así
te persigo, a mi pesar.

Cristino Alberto Gómez
15 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Muy confiado

En la acera de enfrente, estoy listo para entrar a casa al regreso de una extensa jornada. Tres hombres conversan y uno de ellos lleva una bebé sobre su hombro. Una vez nos presentamos como vecinos, me comenta: "Anoche me quedé mirándolo desde mi casa. Usted es muy confiado; llega y de una vez se baja del vehículo". "Y... ¿es tan peligroso?", pregunto titubeante. El vecino dirige su índice hacia la esquina del estacionamiento, junto a un poste de luz que soporta un tanque azul. "Ahí mismo me pegaron un tiro". Me encuentro sin palabras. Él continúa, ahora acercándose y cambiando la bebé al otro hombro para mostrarme la sien izquierda. "Me entró por ahí, y mire por dónde me salió. Yo estuve interno por 10 días". "Gracias a Dios que quedó vivo", comento, sopesando el valor de mis palabras ante el silencio. "Yo perdí ese oído". Lo miro, confundido entre el coraje, el pesar y la indignación. Nos reiteramos los nombres y agrega a …

Yo no supe nacer

Regresar o caer,
ya no sé qué elegir;
reparar o perder,
remediar o morir.

Ya no sé del ayer;
ya no puedo decir
si estará la mujer,
si sabrá, si admitir

que jugué a renacer
anhelando surgir,
meristemo de un ser...
... ¡sensación de partir!

Contemplar sin creer
o palmar sin salir...
Yo no supe nacer;
¡qué sabré de vivir!

Cristino Alberto Gómez
10 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Vacías las alforjas

Quiero
cambiar por voluntad las esperanzas,
dejar para el final las remembranzas,
trillar con el rocío mi sendero.

Sueño
llegar al manantial con mis andanzas,
hablarte de un lugar mientras avanzas,
surgir de la tristeza, allí el empeño.

Llevo
vacías las alforjas; no me asusta
el arduo caminar. La marcha justa
conduce al corazón del mundo nuevo.

Cristino Alberto Gómez
12 de agosto de 2013
@CristinoAlberto

Mi triste guarida

Aunque no me perdones la vida,
cual tormenta que ignora moradas
y con ella mi triste guarida
que al andar calará con sus riadas;

Aunque digas que no lo merezco,
aunque quieras pensar que resisto...
aunque olvides el ay que padezco
si es que acaso imaginas que existo;

Porque supe vivir como vivo,
porque sé de tus ojos el brillo
cuando entregas el ramo de olivo
o si cierras por dentro el pestillo;

Porque habita una flor en tu pecho,
porque miles serán tus razones...
desde el suelo que encarna mi lecho,
te perdono que no me perdones.

Cristino Alberto Gómez
13 de agosto de 2017
@CristinoAlberto

Sustainable supply chain management: contributions of supplies markets

Cristino Alberto Gómez-Luciano; Félix Rafael Rondón Domínguez; Fernando González-Andrés; Beatriz Urbano López de Meneses Journal of Cleaner Production https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2018.02.233
The current sustainability concern is causing the food supply chain to extend their focus beyond traditional economic goals to the triple bottom line approach. This paper argues for the implementation of a glocal sustainable supply chain (GSSC) in developing countries. The literature has identified antecedents and drivers for the adoption of sustainable supply chain management. However, there is relatively little research on methodological and empirical approaches that take into account the dynamic nature of developing countries and bridge the existing global/local divide. To address this gap, this paper first reviews the theoretical foundation and literature as well as the link between the sustainability of the supply chain and glocalisation; second, the supply chain is analysed and its per…