Ir al contenido principal

¿Cómo publiqué mi primer libro de poesía?

¿Crees que no hay oportunidad para dar a conocer tu libro de poesía? ¿Te sientes decepcionado/a por no encontrar una editora que se interese en tu obra y te ayude a publicarla? ¿Has pensado que tu oficio poético es asunto del pasado? Este artículo te dará algunas ideas para cambiar esa realidad, o al menos el modo de enfocarla.

En algún momento llegué incluso a preguntarme si ciertamente la poesía se había quedado en la historia con la diversificación y difusión de nuevas formas de expresión que han ganado espacio en la preferencia de las actuales generaciones. Pero logré darme cuenta que la poesía está en uno de sus mejores momentos.

Posiblemente te preguntes por qué lo afirmo, tomando en cuenta que en las librerías y ferias no es precisamente la poesía el género más preferido. Un análisis más profundo permitirá encontrar que mucha gente lee la buena poesía y gusta de escuchar su declamación.

Desde mis primeros años en la poesía, no bien entrada la adolescencia, soñé con publicar mi primer libro. La prisa se calmó con el tiempo, dando oportunidad a mejorar la calidad de mis escritos y contar con más producciones entre las cuales seleccionar. Divulgué parte de mi obra en trabajos académicos, boletines de elaboración propia, espacios de encuentro con amigos y la Web. En 2006 di apertura a mi blog “Cristino Alberto Gómez”, que dos años más tarde sería laureado como Blog Distinguido de Literatura Dominicana en la XI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2008. En 2007, mi poema “Ha vuelto el agua” fue seleccionado para el Premio de Poesía en la Universidad EARTH

Estos logros, junto a la encantadora oportunidad de compartir con gente que amaba la poesía, me motivaron a tomar en serio la decisión de publicar mis escritos. Antes agoté varias fases de revisión de manuscritos, descartando algunos textos y mejorando la corrección de los otros.

El esquema de editoras tradicionales que se interesaban en libros de autores reconocidos y los publicaban otorgando a aquellos un 3 o 5 por ciento de las copias me pareció injusto, o cuando menos poco factible para un novel. Consulté muchos sitios Web sobre editoras y consejos para la publicación pero todo mostraba ser difícil para un autor nuevo. Tuve dos caminos: desistir declarándome perdedor o creer en el proyecto y buscar mi propia manera. Todo el tiempo que me tomó este proceso fue esencial para ingresar mejor al mundo literario, participar en diversos espacios de poesía, entre tertulias, clubes afines en la universidad, recitales, entrevistas, antologías, oportunidades para compartir y mejorar.

Para 2010 la decisión estaba tomada sin marcha atrás. En mi búsqueda encontré las editoras contra demanda que facilitan la publicación a partir de la Web. A través de estos espacios, el autor puede dar todos los pasos necesarios hasta colocar su libro en la tienda virtual con bajo costo; el sistema imprime los libros según son comprados. Estas plataformas son diversas, pero para mí ha funcionado muy bien Lulu.com.

Debo confesar que al inicio tuve dudas sobre estas herramientas, pero tardé poco en convencerme de su confiabilidad. Dos semanas y días después, tuve una de las experiencias más emocionantes que he vivido y que los autores publicados conocen: encontrarse con el primer ejemplar de su libro.

Las primeras 125 copias de “Ha vuelto el agua” se agotaron muy rápidamente con la presentación del libro en la Biblioteca Orton del CATIE, Costa Rica, su distribución en las librerías costarricenses y la participación del autor en el Festival Internacional de Poesía y otras actividades literarias. Más y más ejemplares siguen vendiéndose cada año a través de Amazon.com y decenas de otras tiendas virtuales gracias al servicio de distribución globalREACH de la misma editora. Muchas librerías y bibliotecas virtuales han decidido integrarlo a sus catálogos, facilitando así su adquisición por los lectores interesados.

A este primer libro le han seguido “Quítame las horas”, “Sudores de cafetal” y “Arrancado de raíz”. Mi nuevo proyecto es la publicación tanto en editora tradicional como a través de Lulu.com mi nuevo libro “Yo dije el amor”. La edición masiva permitirá que más lectores en mi país (República Dominicana) puedan acceder a esta nueva obra poética, lo que en el ámbito internacional será por la edición contra demanda.

De todo este proceso he aprendido que realizar el sueño de publicar el primer libro de poesía y otros más, y tener éxito dependerá básicamente de: (1) la calidad del escrito, basado en: leer, estudiar la teoría literaria, escribir siempre, revisar, mejorar lo escrito, seleccionar; (2) la firmeza en la decisión, acompañada de la voluntad del autor para echar adelante su proyecto. Es importante saber que sí es posible, y recordar siempre los versos de Gustavo Adolfo Bécquer:
“Podrá no haber poetas pero siempre
habrá poesía”.
Consejos:
  •         Procura que tu obra tenga calidad literaria antes de publicarla y recuerda que todo escritor es sobre todo un buen lector. Revisa bien el uso del idioma y el estilo de tu escrito. No dudes pedir ayuda y opinión de literatos con experiencia en publicación.
  •         Recuerda que hay muchos autores publicando y que los lectores regularmente prefieren comprar libros de los cuales tienen referencia. Además, la Internet posee mucha información, de manera que es tu tarea ampliar el público meta más allá de tus familiares y amigos íntimos.
  •         Ofrece lo mejor. Si dudas sobre incluir o excluir alguno de tus textos, haz las mejoras necesarias o no lo publiques. Tus lectores merecen leer un libro bueno.
  •         Sé paciente pero decidido. Los procesos pueden tomar tiempo y a veces el avance de un paso a otro puede parecer imposible, pero con determinación y esfuerzo irás realizando, un peldaño a la vez, tu sueño.
  •         No olvides la diferencia entre escribir un buen libro y venderlo bien. Los dos componentes son importantes, por lo que debes en primer lugar generar una buena obra y entonces mercadearla (toma en cuenta las 4 P de la mercadotecnia).
  •         No desprecies la brillante oportunidad de publicar con una editora en tu país si tienes la posibilidad. Puede ser costoso, pero vale la pena. Yo estoy publicando mi libro “Yo dije el amor” con la Editora Búho y está siendo una experiencia maravillosa y promisoria.
  •         Ante todo, pon en perspectiva lo que quieres e infórmate bien antes de tomar una decisión.

Finalmente quiero agradecerte mucho por leer este escrito del cual espero te sea útil en la definición de los próximos pasos para tu proyecto poético. ¡Buena suerte, y no dudes invitarme a tu presentación!

Cristino Alberto Gómez
25 de noviembre de 2014

Adquiera Ha vuelto el agua, por Cristino Alberto Gómez (@CristinoAlberto)
"Su título ya es un poema por sí mismo, y es optimismo, pues el agua sólo vuelve si vuelve la naturaleza con sus bendiciones. (...)“Ha vuelto el agua” es un poemario a la ruralidad bendita, a la picardía, a la ausencia que supone presencia pronta, a la esperanza, a la singularidad de volver al origen, de tener orgullo por lo sencillo y profundo." (Ronnie de Camino)

Entradas más populares de este blog

Contaminación Ambiental

I.Calidad ambiental y contaminación Se conoce como calidad ambiental el estado de un ecosistema, a escala local, regional o global, en el cual la generación de desechos y el aprovechamiento de recursos no superan la capacidad natural de reciclarlos y regenerarlos, respectivamente. Un ecosistema en estas condiciones se considera en equilibrio y puede sostenerse a través de los años. Cuando el aprovechamiento de los recursos supera la capacidad natural de regeneración se produce un desbalance que puede resultar en su agotamiento. Podemos entender esta dinámica si imaginamos una cubeta a la cual se le agrega agua por una parte y por otra se le extrae. Si por cada vez se le agregan dos litros y se le extrae uno, llegará un momento cuando se produzca un excedente y la cubeta rebose. Sin embargo, si en vez de esto se le agrega un litro y se extraen dos cada vez, llegará un momento  cuando la cubeta quede vacía y no pueda volver a llenarse. La Contaminación Ambiental - Cristino Alberto Gómez…

Yo te amo desde aquí

Si el timón de aqueste tiempo
no me quiere junto a ti,
te murmuraré en silencio:
yo te amo desde aquí.

No querré tocar tu pelo
—¡y mirarte ni decir!—
ante el aire envuelto en celos.
Yo te amo desde aquí.

Si es rencor lo que motiva
la mirada que te di,
como el beso ya prohibida,
yo te amo desde aquí.

Ya soñé que te abrazaba
y mis brazos ya perdí.
Si era rudo si adoraba,
yo te amo desde aquí.

Si es pesado que tu mano
yo tomara cuando a mí
te lanzabas y era humano,
yo te amo desde aquí.

Que imagine tu calor
—¿quién sabía que era así?—
me hace reo de tu amor.
Yo te amo desde aquí.

Si hasta el verso es condenable
y las notas que escribí
bastan para ser culpable,
yo te amo desde aquí.

No me pidas que me acerque
ni siquiera a sonreír.
Si será pecado verte,
yo te amo desde aquí.

Cristino Alberto Gómez
29 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Revisión de literatura en 3 partes

Existen diversos enfoques y acercamientos para abordar el Capítulo II de un trabajo de investigación para la universidad. En el presente texto tomo como punto de partida el formato para la elaboración de anteproyectos del centro de estudios donde enseño, a fin de facilitar su comprensión tanto para estudiantes de esta institución como para aquellos de otras universidades e investigadores en general. 
Abordaremos la revisión de literatura en tres partes que permitirán comprender el tema, sus fundamentos teóricos y conceptuales, las circunstancias en las cuales ocurre el problema y los esfuerzos previos para solucionarlo. Estas son: marco contextual, antecedentes y marco conceptual.
Marco contextual El marco contextual tiene como finalidad principal delimitar el tema en cuanto a las circunstancias de tiempo y espacio. Es decir, en esta sección se espera una descripción del lugar donde ocurre el problema, el entorno biofísico y socioeconómico, según aplique, así como el estado de desarro…

A mi pesar

Yo te amo al gran pesar
de saber que no sabrás
y en mi pecho habitarás
silenciosa, a mi pesar.

Yo te amo sin dudar
que jamás te contaré
las mañanas que soñé
con tu risa al despertar.

Yo te amo a reventar
cuando sé que estás aquí
cuanto más allá y así
te persigo, a mi pesar.

Cristino Alberto Gómez
15 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Muy confiado

En la acera de enfrente, estoy listo para entrar a casa al regreso de una extensa jornada. Tres hombres conversan y uno de ellos lleva una bebé sobre su hombro. Una vez nos presentamos como vecinos, me comenta: "Anoche me quedé mirándolo desde mi casa. Usted es muy confiado; llega y de una vez se baja del vehículo". "Y... ¿es tan peligroso?", pregunto titubeante. El vecino dirige su índice hacia la esquina del estacionamiento, junto a un poste de luz que soporta un tanque azul. "Ahí mismo me pegaron un tiro". Me encuentro sin palabras. Él continúa, ahora acercándose y cambiando la bebé al otro hombro para mostrarme la sien izquierda. "Me entró por ahí, y mire por dónde me salió. Yo estuve interno por 10 días". "Gracias a Dios que quedó vivo", comento, sopesando el valor de mis palabras ante el silencio. "Yo perdí ese oído". Lo miro, confundido entre el coraje, el pesar y la indignación. Nos reiteramos los nombres y agrega a …

Yo no supe nacer

Regresar o caer,
ya no sé qué elegir;
reparar o perder,
remediar o morir.

Ya no sé del ayer;
ya no puedo decir
si estará la mujer,
si sabrá, si admitir

que jugué a renacer
anhelando surgir,
meristemo de un ser...
... ¡sensación de partir!

Contemplar sin creer
o palmar sin salir...
Yo no supe nacer;
¡qué sabré de vivir!

Cristino Alberto Gómez
10 de noviembre de 2017
@CristinoAlberto

Vacías las alforjas

Quiero
cambiar por voluntad las esperanzas,
dejar para el final las remembranzas,
trillar con el rocío mi sendero.

Sueño
llegar al manantial con mis andanzas,
hablarte de un lugar mientras avanzas,
surgir de la tristeza, allí el empeño.

Llevo
vacías las alforjas; no me asusta
el arduo caminar. La marcha justa
conduce al corazón del mundo nuevo.

Cristino Alberto Gómez
12 de agosto de 2013
@CristinoAlberto

Mi triste guarida

Aunque no me perdones la vida,
cual tormenta que ignora moradas
y con ella mi triste guarida
que al andar calará con sus riadas;

Aunque digas que no lo merezco,
aunque quieras pensar que resisto...
aunque olvides el ay que padezco
si es que acaso imaginas que existo;

Porque supe vivir como vivo,
porque sé de tus ojos el brillo
cuando entregas el ramo de olivo
o si cierras por dentro el pestillo;

Porque habita una flor en tu pecho,
porque miles serán tus razones...
desde el suelo que encarna mi lecho,
te perdono que no me perdones.

Cristino Alberto Gómez
13 de agosto de 2017
@CristinoAlberto

Sustainable supply chain management: contributions of supplies markets

Cristino Alberto Gómez-Luciano; Félix Rafael Rondón Domínguez; Fernando González-Andrés; Beatriz Urbano López de Meneses Journal of Cleaner Production https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2018.02.233
The current sustainability concern is causing the food supply chain to extend their focus beyond traditional economic goals to the triple bottom line approach. This paper argues for the implementation of a glocal sustainable supply chain (GSSC) in developing countries. The literature has identified antecedents and drivers for the adoption of sustainable supply chain management. However, there is relatively little research on methodological and empirical approaches that take into account the dynamic nature of developing countries and bridge the existing global/local divide. To address this gap, this paper first reviews the theoretical foundation and literature as well as the link between the sustainability of the supply chain and glocalisation; second, the supply chain is analysed and its per…