Derrota

Dirigen grandes países que ante la voluntaria ceguera ajena se ufanan de promover los derechos humanos pero enchinchados por sus rudos piques de íntima pequeñez y caducidad destruyen masivamente pueblos y vidas inocentes. ¿De qué pueden hablar? ¡Que me dejen tranquilo, que me dejen tranquilo!

Cristino Alberto Gómez14 de abril de 2018

@CristinoAlberto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y es así como se siente...

Y es así como se siente haber sufrido suficiente. Lloran mis brazos y mi frente sigue su ruta descendente. Y es así como se siente hab...