Nunca tires la toalla

El cansancio pasa un día,  
como acaban los ciclones 
y se extraña por galones 
el agua que recorría 
llano, barrio, casa, vía, 
el rincón que sólo calla, 
la memoria, si es que halla, 
la almohada, el espaldar. 
Nada si te arropa el mar, 
¡nunca tires la toalla! 

Aunque el aire se te niegue 
y el caudal que ayer regaba 
y tus huertos visitaba  
esta vez quizás no llegue, 
aunque el sol ya no despegue 
con el brillo que solía, 
¡no te canses, todavía!  
Deja el tiempo que pasó. 
Otra aurora sonrió,  
¡ha nacido un nuevo día! 

Quedan fuerzas y contigo 
quedan trillos por trazar, 
quedan seres para amar, 
queda más de lo que digo: 
a tu lado el buen amigo, 
frente a ti quien nunca falla. 
Queda más que una batalla, 
quedan sueños por cumplir, 
quedan vidas por vivir, 
¡nunca tires la toalla! 

Cristino Alberto Gómez
24 de septiembre del 2020
@CristinoAlberto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

También en este blog...