Estoy despertando triste

En un rincón del bohío, hace rato pregunté si otra jarra de café me podrá calmar el frío. ¡Qué amargo el destino mío! ¿Qué será, por qué te fuiste? Aunque por gracia me diste el duro golpe final, ¡yo no estoy durmiendo mal, estoy despertando triste!

Pasan ánimas y penas, la brisa, la soledad y aluzando la verdad cocuyos y lunas llenas. Las carcajadas ajenas murmuran lo que me hiciste; esta vez que no volviste, riego mi dicha de sal. ¡Yo no estoy durmiendo mal, estoy despertando triste!

Cristino Alberto Gómez
14 de octubre del 2020
@CristinoAlberto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

También en este blog...